La Fundación

Fundación Rahab es una organización no gubernamental (ONG) sin fines de lucro, que nace en Costa Rica el 12 de noviembre de 1997, con la misión de facilitar cambios dignificantes en la calidad de vida de las personas y las familias víctimas de trata de personas y del comercio sexual.


Impulsamos el desarrollo integral de la persona y su familia; potenciando sus habilidades y capacidades. La persona es vista como un todo, se toman en cuenta sus distintas dimensiones: cuerpo, alma y espíritu. Se considera la dimensión social como parte fundamental del proceso, resultando necesario acompañar la restauración de cada mujer que ha decidido salir del comercio sexual como la de su familia, se parte del enfoque sistémico, que considera a cada persona como un subsistema, que forma parte de un sistema mayor.

Todo este proceso convierte a Fundación Rahab en una entidad facilitadora de cambios en la calidad de vida de las personas miembros de las familias vinculadas al comercio sexual, ya que cada mujer que ingresa en el programa es vista con habilidades y capacidades que pueden ser potencializadas para el desarrollo pleno personal y de la comunidad. Además, se brinda atención integral en distintas áreas a través de redes de apoyo, educación, salud, capacitación laboral, asesoría legal, atención en el área social, servicio de guardería, bolsa de empleo, atención psicológica. La mayor parte de estos servicios también se incluye a toda la familia.

MISIÓN

Facilitar cambios dignificantes en la calidad de vida de las personas que han estado vinculadas a la trata de personas y explotación sexual, a través de procesos educativos, el desarrollo de una relación íntima con Jesucristo y la inserción laboral formal.

VISIÓN

Ser una Organización modelo que marca la pauta a nivel mundial en implementar una atención integral especializada a las víctimas de trata de personas y explotación sexual.

Valores

  • Espiritualidad: Promover un ambiente de búsqueda de Jesucristo para el personal y la población beneficiaria, a través de la lectura bíblica, oración, convivencias, adoptando así un estilo de vida por convicción.
  • Transformación: Ayudar a que las personas puedan experimentar una transformación encontrando su propósito de vida.
  • Compromiso: Interesarnos por el bienestar de la población meta y su comunidad, asumiendo el reto de un trabajo en conjunto.
  • Dignidad: Reivindicar la dignidad de la población meta a través de la intervención profesional, tomando en cuenta los principios de respeto y valor de las personas.
  • Empoderamiento: Mejorar la calidad de vida de la población meta para que participen plenamente en la vida social y económica sin discriminación ni violencia. La intervención debe garantizar la inclusión del talento, las aptitudes y la energía de quienes se encuentran en proceso.

Donar Ahora

AYUDA A FUNDACIÓN RAHAB. CREA UN CAMBIO. SUMATE.