Blog

Es lamentable que las comunidades actúen con tanta normalidad y tolerancia frente a la violencia sexual que sufren cientos de niñas y adolescentes al ser consideradas como objetos de placer y ser mercantilizadas por su propio círculo familiar.
Desde nuestro posicionamiento como fundación que atiende a víctimas de explotación sexual comprendemos que la cosificación y mercantilización del cuerpo humano, principalmente, el cuerpo femenino obedece a un conjunto de prácticas sociales propias de una cultura patriarcal y androcentrista, que incluye el ejercicio abusivo del poder y la violencia frente a quienes, suelen ser más débiles y vulnerables, es decir, las personas menores de edad, en este caso, específicamente, niñas y adolescentes.

Read More

AYUDA A FUNDACIÓN RAHAB. CREA UN CAMBIO. SUMATE.